Ya estamos en diciembre y como cada mes, he tenido la oportunidad de entrevistar a un profesional del sector audiovisual para La sala del colorista. En este caso tenemos sentado en la sala del color a Nekodificador, un retocador fotográfico que, además, ¡es daltónico!

Estoy muy agradecido por todo el apoyo que está recibiendo este podcast, y la buena acogida que está teniendo. Os dejo el link para que podáis escucharlo mientras termináis de leer el post.

Escucha el podcast La sala del Colorista en Ivoox:

También puedes escucharlo en:

¿Quién es Nekodificador?

Nekodificador se describe a sí mismo como “complicado”, después de haber sido bailarín y mago, nos cuenta su paso por los VFX, el 3D, la fotografía… se define como “un cajón desastre donde metes un poco de todo a lo largo de la vida”. Aunque sin darse cuenta se deja una de sus facetas más importantes, el ser daltónico.

Entre risas, Nekodificador cuenta que a la gente le sorprende que un retocador de fotografía sea daltónico y además que éste, trabaje de manera profesional habiendo desarrollado sus propias técnicas para realizar fotomontajes espectaculares.

Nekodificador fotomontaje
fotomontaje_raw

¿Cómo ve los colores un daltónico?

Hay varios tipos de daltonismo, los que no ven un color específico o los que como Nekodificador confunden dos colores principales. Esto sucede porque los conos, de los ojos, que son los responsables de identificar el rojo, verde y azul, están desviados hacia uno de los colores. En el caso de Neko el cono que ve los verdes está desviado hacia el color rojo. Esto hace que la señal del color le entre por dos conos diferentes y los vea al mismo tiempo. Esto le puede provocar ver a Hulk rojo o viceversa.

Este problema no sería un defecto muy agravado si trabajara en otro sector, pero teniendo en cuenta el funcionamiento de las cámaras y monitores donde tienen como pilar de funcionamiento el canal verde, resulta algo más complicado. Esto se basa en cómo ve el ojo humano.

El ojo humano tiene una sensibilidad mayor a los colores verdes por una cuestión genética, para poder distinguir los distintos peligros en el verde de la selva. Y los sensores de la cámaras potencian ese color verde para asemejarse a nuestra visión. Esto dificulta el día a día de cualquier daltónico en el mundo cotidiano.

¿Cómo compensar el ser daltónico a la hora de retocar una fotografía?

Nekodificador nos comenta que un buen workflow de gestión de color es lo más importante a la hora de llevar a cabo este proceso. Hacer un balance de blancos es una buena forma de empezar hacer las cosas bien, de no ser así el tratamiento de pieles para él puede llegar a transformarse de un paseo por el campo a una mazmorra de nivel 50. 

Cuando desde cámara el balance de blancos está perfecto y no habido complicaciones en el revelado. Neko utiliza distintas técnicas, como máscaras de luminancia o herramientas como el vectorscopio, pero lo más sorprendente es que se ha aprendido todos los valores de HSL de cada color para identificar cuando es verde o rojo y todos sus variantes. 

Pero aún con todas estas técnicas tan completas, tiene una complicación aún mayor a la hora de llegar al resultado final. Pues cuando intenta llegar a una referencia más artística, donde los valores de piel no coinciden con el valor predeterminado de lo que debería ser la piel humana en un vectorscopio, ya que en perspectiva con el fondo la piel puede dar la sensación, a los ojos de un humano “normal”, de que está verde o magenta.  

SarawBerry Harley Queen

Si quieres saber más sobre Nekodificador escucha el podcast en tu plataforma de preferida, donde nos cuenta mucho más sobre su proceso creativo y cómo lidia con su daltonismo en el mundo profesional. Además, en su página web o su canal de YouTube podemos encontrar tanto procesos de edición de fotografía, fotomontaje o temas tan diversos como la multipotencialidad.

Por mi parte espero que estes disfrutando del podcast. Si tienes cualquier consulta, duda o solo quieres conocerme un poco más, te dejo por aqui mi LinkedIn, Instagram y la web. ¡Nos vemos por la Sala del Colorista!